Las historias de Zenon

  • RSS Alguien no quiere que leamos esto

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Historial

    octubre 2005
    L M X J V S D
    « Sep   Nov »
     12
    3456789
    10111213141516
    17181920212223
    24252627282930
    31  
  • Mis enlaces en del.icio.us

  • Meta

  • Pobreza cero

  • Cultura Libre

    Cultura Libre
  • Linux Counter


    The Ubuntu Counter Project - user number # 3747
  • Licencia

    El contenido de esta bitácora se encuentra protegido bajo la licencia Reconocimiento - CompartirIgual de Creative Commons.
    Reconocimiento y Compartir igual

    © Jose Luis Jimenez, Getafe 2006
    Los comentarios son responsabilidad exclusiva de los autores de los mismos.

Inquietante

Posted by Jose Luis en 3 octubre 2005

Ese es el calificativo que me ha venido a la cabeza cuando he escuchado al Jefe del Estado Mayor referirse a la indivisibilidad de España para responder a una pregunta sobre el proyecto de nuevo estatuto de Cataluña.

Según Escolar está entre las atribuciones constitucionales del Ejército garantizar la unidad de España, y por ello no debería ponerme nervioso. Sin embargo no lo puedo evitar, reconozco que al escucharlas ha aparecido en mí cierto nerviosismo y ha vuelto a resurgir el recuerdo de épocas pasadas que confiaba estuvieran superadas.

No pretendo dudar del espíritu democrático de este militar, pero creo tener todo el derecho a temer las palabras de alguien que tiene a su disposición el poder de la fuerza con el que podría, si así lo considerara, salvar a España del desastre.

Según la Constitución el Ejército tiene el deber de garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional, por tanto amparandose en la Constitución podrían salir al paso de una operación política que a su juicio podría estar poniendo en peligro tanto la integridad territorial como el ordenamiento constitucional.

Creo que finalmente, esto no será más que un ligero ruido de sables sin más transcendencia que la opinión respetable de una persona (número dos en el escalafón militar) y que todo transitará por los caminos normales de cualquier democracia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: