Las historias de Zenon

  • RSS Alguien no quiere que leamos esto

    • Ha ocurrido un error; probablemente el feed está caído. Inténtalo de nuevo más tarde.
  • Historial

    noviembre 2005
    L M X J V S D
    « Oct   Dic »
     123456
    78910111213
    14151617181920
    21222324252627
    282930  
  • Mis enlaces en del.icio.us

  • Meta

  • Pobreza cero

  • Cultura Libre

    Cultura Libre
  • Linux Counter


    The Ubuntu Counter Project - user number # 3747
  • Licencia

    El contenido de esta bitácora se encuentra protegido bajo la licencia Reconocimiento - CompartirIgual de Creative Commons.
    Reconocimiento y Compartir igual

    © Jose Luis Jimenez, Getafe 2006
    Los comentarios son responsabilidad exclusiva de los autores de los mismos.

GNU/Linux como sistema de escritorio.

Posted by Jose Luis en 28 noviembre 2005

Desde hace más de 6 años utilizo en mi casa GNU/Linux abandonando completamente el sistema operativo de la compañía de Redmond. En todo este tiempo he escuchado una y otra vez argumentos contrarios a la opinión que el sistema GNU/Linux está preparado para ser utilizado como sistema de escritorio.

Entre los argumentos que se repiten constantemente me he encontrado los siguientes:

  1. Es más difícil de instalar que Windows
  2. Para hacer cualquier cosa hay que entrar en modo texto y editar unos ficheros rarísimos
  3. La configuración de los dispositivos es muy complicada
  4. Para instalar cualquier cosa hay que compilar
  5. No reconoce todo el hardware
  6. No existe el Messenger
  7. No hay juegos

Voy a comentar, uno por uno, los puntos anteriores intentando rebatirlos, si es posible.

La primera afirmación es cierta porque para instalar GNU/Linux hace falta introducir un CD o DVD en el lector, arrancar con él, y darle varias veces a la tecla ENTER (según nos lo vaya pidiendo), mientras que la instalación de Windows es más sencilla ya sea porque nos venía instalado de la tienda donde compramos el ordenador (y la licencia de Windows) o bien porque tenemos a un pringao que nos lo instala. Además uno de los principales problemas o dificultades de las que se quejan quienes intentan una instalación de GNU/Linux es que tienen que reparticionar su disco duro y configurar el gestor de arranque para que pueda seleccionar entre su Windows y GNU/Linux. En el caso de Windows este tema es mucho más sencillo, simplemente no da la posibilidad de instalar otros sistemas operativos y reconocerlos en su gestor de arranque, mientras que GNU/Linux al permitirnos reparticionar para conservar otros sistemas operativos nos complica la instalación. Debo reconocer que no es mi caso, ya que el único sistema operativo que corre en mi portatil es GNU/Linux. En cualquier caso por muy sencilla que sea la instalación de GNU/Linux (y ciertamiente lo es) nunca llegará a superar a una instalación que no somos nosotros quienes la hacemos.

La segunda afirmación es propia de alguien que no conoce GNU/Linux, o bien que lo conoció hace 6 años cuando todo se hacía en modo texto. Hoy día para configurar cualquier cosa existe su correspondiente aplicación gráfica. Lo que si es cierto es que si se pretende instalar una versión de GNU/Linux muy antigua esa afirmación es cierta.

La tercera afirmación es similar a la anterior, hoy día para configurar cualquier dispositivo existen asistentes gráficos en los que la mayor dificultad consiste en pulsar la tecla ENTER o pinchar con el ratón sobre un botón que ponga Siguiente o Next. Al igual que en el caso anterior la afirmación se vuelve verdadera si lo que instalamos es una versión muy antigua de GNU/Linux.

La cuarta afirmación es curiosa. La verdad es que hay gente que para instalar cualquier cosa compilan, pero también es cierto que se puede instalar cualquier cosa sin necesidad de compilar utilizando para ello la herramienta gráfica de instalación de software que suele venir en
cualquier distribución. Por tanto esta afirmación es también cierta para todos aquellos que para instalar aplicaciones quieran compilarlas.

La quinta afirmación también es cierta. No funciona el hardware que ha sido especialmente diseñado para funcionar bajo Windows y que sus fabricantes ni indican como funciona (para que un tercero pueda crear un driver para GNU/Linux) ni hacen ellos mismos drivers para
GNU/Linux. Por suerte este hardware es cada vez más escaso, pese a las presiones de Microsoft, bien porque sus fabricantes proporcionan los drivers o en su defecto información para que funcionen en otros S.O. o bien porque algún hacker ha sido capaz de descifrar el comportamiento
del hardware y ha programado un driver para que funcione. También es cierto que realmente Windows reconoce mucho menos hardware que GNU/Linux, ya que la mayor parte de los dispositivos son soportados gracias a drivers de los fabricantes (sin ellos Windows no sabría que hacer). En cualquier caso esta afirmación sigue siendo cierta, aunque cada vez sea menos el hardware no soportado, como se puede verificar en Compatiblelinux.

La sexta afirmación vuelve a ser rigurosamente verdad. Realmente no existe la aplicación Messenger en GNU/Linux. Al fin y al cabo se trata de una aplicación de Microsoft y esta empresa ha tomado la decisión de no portar sus aplicaciones a GNU/Linux al que reconocen en círculos internos como su principal rival. Sin embargo ¿qué es Messenger?, una aplicación que sirve para enviar mensajes instantáneos a través de la red MSN, y resulta que en GNU/Linux existen aplicaciones (gaim, kopete, amsn) que son capaces de conectarse a la red MSN y cumplen la misma función (de una forma más segura) que Messenger. No solo eso, existen otras redes de mensajería instantanea (Yahoo, ICQ, AOL, o la red libre Jabber) para las que existen aplicaciones en GNU/Linux. Pero, a pesar de todo, es cierto que no existe el Microsoft Messenger en GNU/Linux

La última afirmación es también cierta. Existen una gran cantidad de juegos comerciales que no han sido portados a GNU/Linux aunque la gran cantidad de juegos nativos ([1], [2], [3]) que existen para GNU/Linux puede hacer que muchos usuarios no echen de menos los juegos de Windows. En cualquier caso yo sigo pensando que si se quiere una buena plataforma de juegos se utilice aquello que se ha concebido especialmente para los juegos como son las Consolas.

Bajo mi humilde opinión la mayor parte de usuarios de escritorio suelen cubrir la mayor parte de sus necesidades con lo siguiente:

  • aplicaciones de internet (navegador, correo, descargas p2p,
    mensajería instantánea, voip)
  • aplicaciones de ofimática (tratamiento de texto, hojas de cálculo, organizador, presentaciones y base de datos local)
  • aplicaciones multimedia (películas, música, fotografía)

Todo lo anterior está plenamente cubierto en GNU/Linux con aplicaciones que suelen ser, a su vez, compatibles con las aplicaciones equivalentes de Windows.

Esto unido al hecho que la instalación y configuración no es más complicada (incluso en muchos aspectos es más simple) que la de Windows, que tiene menos problemas de seguridad, que no hay
prácticamente riesgo de virus y que aprovecha mucho mejor los recursos que ofrece la máquina debería ser más que suficiente para tomar la decisión de dar el salto a GNU/Linux. Sin ninguna duda GNU/Linux está preparado para el escritorio aunque tal vez existan muchos usuarios que no estén preparados para usar un sistema operativo fácil, amigable y seguro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: